lunes, 23 de marzo de 2009

Informacion general

Informacion General


¿Qué es el enfisema pulmonar? Es una enfermedad crónica obstructiva en los pulmones.Los daños causados a los alvéolos pueden provocar la destrucción, el estrechamiento, la dilatación o una excesiva inflamación de ellos y con esto limitar su función respiratoria. Fumar es una de las principales causas del enfisema (80%), frecuentemente se desarrolla en gente mayor de 40 años que ha fumado por muchos años. Este mal te predispone a enfermedades como bronquitis, asma, neumonía y otras enfermedades relacionadas con el pulmón. El daño es irreversible, pero en algunos casos es controlable si se deja de fumar.Factores de riesgo:
Fumar
Genético (relacionada con la deficiencia de antitripsina alfa-1, su acrónimo en inglés es AAT)
Mala calidad del aire (exposición a químicos, contaminación ambiental)
Síntomas:
Tos
Dificultad para respirar
Pérdida de peso
Fatiga
Pérdida del apetito
Respiración agitada con cualquier esfuerzo físico por mínimo que este sea
Para que estés bien Si tienes alguno de los siguientes síntomas (y eres fumador), es muy importante que acudas con tu médico.
Si sientes que te hace falta el aire con más frecuencia.
Tu respiración se agita con un ejercicio moderado.
Tienes tos y frecuentemente arrojas flemas (algunas veces infectadas).
Esto puede indicar enfisema u otras enfermedades relacionadas
Un enfisema pulmonar se define en términos anatomopatológicos por el agrandamiento permanente de los espacios aéreos dístales a los bronquiolos respiratorios, con destrucción de la pared alveolar, con o sin fibrosis manifiesta.[1] Es una enfermedad crónica comprendida junto con la bronquitis crónica en la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).[2] El nombre viene del griego emphysema que significa "soplar el aire" o "insuflar'.[3]El consumo de cigarrillos es la causa más común del enfisema. Se cree que el humo del tabaco y otros contaminantes provocan la liberación de químicos desde los pulmones que dañan las paredes de los alvéolos. El daño empeora con el paso del tiempo. Las personas que padecen esta enfermedad tienen alvéolos en los pulmones que son incapaces de llenarse con aire fresco, lo cual afecta el suministro de oxígeno al cuerpo. Una sustancia que existe naturalmente en los pulmones, llamada alfa-1-antitripsina, puede proteger contra este daño. Las personas con deficiencia de alfa-1-antitripsina están en mayor riesgo de padecer esta enfermedad. Los Trastornos Respiratorios ¿Qué es el enfisema pulmonar? El enfisema es una condición crónica de los pulmones en la que los alvéolos, o sacos de aire pueden estar:
Destruidos.
Estrechados.
Colapsados.
Dilatados.
Demasiado inflados.
La superinflación de los sacos de aire es el resultado de la desintegración en las paredes del alvéolo, y causa una disminución de la función respiratoria y dificultad al respirar. El daño en los sacos de aire es irreversible, y produce como resultado "agujeros" permanentes en los tejidos de la parte baja de los pulmones. ¿Cuáles son los síntomas del enfisema pulmonar? A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del enfisema pulmonar. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas precoces del enfisema pulmonar pueden incluir los siguientes:
Dificultad al respirar.
Tos.
Otros síntomas pueden incluir los siguientes:
Fatiga.
Ansiedad.
Problemas al dormir.
Problemas cardiacos.
Pérdida de peso.
Depresión.
Los síntomas del enfisema pulmonar pueden parecerse a los de otras condiciones de los pulmones o problemas médicos. Consulte a su médico para el diagnóstico.
CAUSAS: El enfisema no se desarrolla repentinamente, sino que ocurre gradualmente. El pulmón tiene un sistema de fibras elásticas que permiten a los pulmones expandirse y contraerse. El enfisema pulmonar aparece cuando se produce una anomalía en el equilibrio químico que protege a los pulmones contra la destrucción de las fibras elásticas.Existen diversas razones para la anomalía en el equilibrio químico:
Fumar.
Exposición al aire contaminado.
Gases y polvos irritantes en el lugar de trabajo.
Una forma rara y hereditaria de la enfermedad llamada enfisema pulmonar relacionada con la deficiencia de antitripsina alfa-1 (su acrónimo en inglés es AAT) o enfisema pulmonar de aparición prematura.
¿Cómo se diagnostica el enfisema pulmonar? Además del examen y la historia médica completa, el médico puede ordenar lo siguiente:
Exámenes de funcionamiento pulmonar - exámenes de diagnóstico que ayudan a medir la habilidad de los pulmones para realizar correctamente el intercambio de oxígeno y de dióxido de carbono. Estos exámenes suelen hacerse con aparatos especiales en los que la persona debe respirar, y pueden incluir:
Espirometría - un espirómetro es un aparato que utiliza su médico para evaluar el funcionamiento del pulmón. La espirometría, la evaluación de la función pulmonar con un espirómetro, es uno de los exámenes más sencillos y más comunes de la función pulmonar y puede ser necesaria por cualquiera o todas las razones siguientes:
Para determinar la eficacia con la que los pulmones reciben, mantienen y utilizan el aire.
Para monitorizar una enfermedad de los pulmones.
Para monitorizar la eficacia del tratamiento.
Para determinar la severidad de una enfermedad de los pulmones.
Para determinar si la enfermedad de los pulmones es restrictiva (disminución del flujo de aire) u obstructiva (disrupción del flujo de aire).
Medidor del flujo máximo (su sigla en inglés es PFM) - es un aparato utilizado para medir la velocidad máxima con que una persona puede expulsar el aire de los pulmones. Durante un ataque de asma u otra enfermedad respiratoria, las vías respiratorias grandes de los pulmones empiezan a estrecharse lentamente. ésto disminuye la cantidad de aire que sale de los pulmones y puede medirse mediante un PFM. Esta medición es muy importante para evaluar lo bien o mal que se está controlando la enfermedad.
Exámenes de sangre - para medir la cantidad de dióxido de carbono y de oxígeno que hay en la sangre.
Rayos X del pecho - examen de diagnóstico que utiliza rayos de energía electromagnética invisible para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.
Cultivo de esputo - examen de diagnóstico que se realiza con las flemas que los pulmones expulsan hacia la boca. El cultivo de esputo suele hacerse para determinar si hay una infección.
Electrocardiograma (su acrónimo en inglés es ECG o EKG) - examen que registra la actividad eléctrica del corazón, muestra los ritmos anormales (arritmias o disritmias) y detecta lesiones en el músculo del corazón.
Tratamiento del enfisema pulmonar: El tratamiento específico será determinado por su médico basándose en lo siguiente:
Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
Qué tan avanzada está la enfermedad.
Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
Su opinión o preferencia.
El objetivo del tratamiento es que los pacientes con enfisema pulmonar vivan con su enfermedad de una forma más cómoda, aliviando sus síntomas y evitando el progreso de la enfermedad con los mínimos efectos secundarios posibles. El tratamiento puede incluir:
Dejar de fumar - es el factor más importante para mantener los pulmones sanos.
Antibióticos para las infecciones bacterianas.
Medicamentos orales.
Broncodilatadores y otros medicamentos inhalados.
Ejercicio - incluyendo ejercicios respiratorios para fortalecer los músculos que se utilizan en la respiración, como parte del programa de rehabilitación pulmonar y para mantener en forma el resto del cuerpo.
Suplementación de oxígeno mediante botellas portátiles.
Cirugía de reducción para eliminar una zona de pulmón dañada.
Trasplante de pulmón.
Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (su sigla en inglés es COPD) COPD es un término que hace referencia a un grupo grande de enfermedades de los pulmones que puede interferir con la respiración normal. Se calcula que casi 13 millones de estadounidenses sufren de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (COPD, por sus siglas en inglés), pero muchos más presentan función pulmonar deteriorada, lo que sugiere que puede haber una cantidad significativa de casos no informados. Podrían estar afectadas 24 millones de personas. Las dos condiciones más comunes de la CODP son la bronquitis crónica y el enfisema. Las causas de la COPD no se entienden totalmente. La opinión general es que la causa más importante de la bronquitis crónica y el enfisema es fumar cigarrillos. Otras causas como la contaminación del aire y el contacto en el trabajo con determinadas sustancias pueden influir, en especial si se combinan con el fumar cigarrillos. La herencia genética también puede contribuir en el enfisema de algunos pacientes, y es especialmente importante en una forma rara debida a carencia de antitripsina alfa-1.
Los pacientes con bronquitis crónica suelen presentar tos y esputos durante muchos años antes de llegar a tener problemas para respirar. Los pacientes con enfisema suelen tener dificultad para respirar, y la tos y los esputos aparecen durante una infección respiratoria, o en las últimas etapas de la enfermedad. El enfisema es una enfermedad que es ocasionada por el tabaquismo, el desequilibrio tripsina antitripsina (genético)y que conlleva la destrucción de paredes alveolares con grandes espacios o "bulas" llenas de aire pero sin vasos sanguíneos, no es contagioso. Es comúnmente ligada a la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) que se integra junto con la bronquitis, es decir la mayoría de los pacientes con enfisema tiene aparejado un cierto grado de bronquitis y visceversa. Es de ahí de donde tenemos dos patrones: "el soplador rosa" con un patrón ventilación perfusión ( o V/Q) mayor a 1; y el abotargado azul(en el que predomina la bronquitis) con patrón V/Q menor a 1. Dependiendo el tipo de patrón que tenga tu paciente es la actuación a seguir, aunque normalmente se acepatan las siguientes pautas de tratamiento: 1.- Administración de oxígeno estacionario y ambulatorio (mediante cilindros de oxígeno) a un flujo de entre 3L y 5L por minuto dependiendo de la gravedad para llevar la saturación de oxígeno a más de 90 por ciento. La supervivencia del paciente es ampliamente beneficiada por el suplemento de oxígeno y es directamente proporcional a las horas que se le de oxigenoterapia. 2.- obviamente suspensión del tabaquismo3.- broncodilatadores: primera línea: bromuro de ipatropio (2 a 4 disparos cada 6 horas, por sus bajos efectos simpaticomiméticos está por encima de otros agentes simpaticomiméticos de corta acción como el albuterol. segunda linea: albuterol y metoproterenol, agonistas adrenérgicos de corta duración más baratos, que disminuyen la sintomatología más rápido, pero que pueden causar palpitaciones, temblor e hipopotasemia. agonistas adrenérgicos de larga duración como formoterol o salmeterol, más costosos que los de breve duración y en investigación en EPOC estable tercera línea: teofilina y otros derivados de la xantina metilada4.- esteroides como prednisona vía oral. sólo 20% de los pacientes con EPOC responden a los esteroides por lo que su administración debe ser regulada por: una VEF1 basal estable y una mejoría en la VEF1 mayor a 20% después de 14 días, de lo contrario suspenderlo5.- antibióticos (especialmente en los que tienen patrón bronquítico o como profilaxis) los más indicados TMP SMX, amoxicilina y doxiciclina. 6.- otros: alfa 1 antitripsina recombinante 7.- quirúrgicos: neumonectomía parcial: se ha visto que ciertos pacientes responden a la resección de bulas y de "espacios muertos" con una mejoría de la ventilación. Trasplante de pulmón.Es una enfermedad no curable pero controlable.
TABAQUISMO
El tabaquismo es la adicción al tabaco provocada, principalmente, por uno de sus componentes activos, la nicotina; la acción de dicha sustancia acaba condicionando el abuso de su consumo. El tabaquismo es una enfermedad crónica sistémica perteneciente al grupo de las adicciones y está catalogada en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-IV de la American Psychiatric Association. Actualmente se cree la causa principal mundial de enfermedad y mortalidad evitable. Se considera una enfermedad adictiva crónica con posibilidades de tratamiento. Según la Organización Mundial de la Salud el tabaco es la primera causa de enfermedad, invalidez y muerte prematura del mundo.[1] En Europa el tabaquismo provoca cada año 1,2 millones de muertes. Está directamente relacionado con la aparición de 29 enfermedades, de las cuales 10 son diferentes tipos de cáncer, y es la principal causa del 95% de los cánceres de pulmón, del 90% de las bronquitis y de más del 50% de las enfermedades cardiovasculares. En España cada año mueren más de 50.000 personas debido al consumo de tabaco, más que por los accidentes de tráfico y el consumo de todas las drogas ilegales juntos. El tabaquismo es reconocido desde hace varios años como un problema de salud pública, debido a que los daños a la salud asociados al consumo del tabaco causan más de medio millón de muertes en el continente americano.En México existe una masa poblacional cada vez mayor en los grupos de edad media y avanzada, en los cuales las tasas de morbimortalidad relacionadas con el inicio del tabaquismo en edades tempranas son altas.Estos elementos introducen al tabaquismo en el escenario de las diez principales causas de mortalidad en México y los convierten en un problema prioritario de salud pública.Estudios probalísticos basados en las pautas de consumo actuales, señalan que par el año 2025 el tabaco será causa de más de diez millones de muertes en el mundo.En abril de 1990 México suscribe del Acuerdo 88 mediante el cual las áreas para consumo de tabaco en unidades médicas, tanto de la Secretaría como de los Institutos Nacionales de Salud, quedan restringidas.En agosto de 1990 se publica un nuevo reglamento que trasciende los ámbitos hospitalarios y asienta la protección de los no fumadores en el Distrito Federal ante los efectos de la inhalación involuntaria de humo producidos por la composición del tabaco tanto en locales cerrados tales como cines, teatros, bibliotecas, restaurantes, salones de clase, etc., así como vehículos de transporte colectivo urbano.Vemos así como la lucha contra el tabaquismo se ha convertido en un proceso irreversible y radical en la toma de decisiones que llevarán a disminuir en forma importante este problema de salud pública.En éste programa se sintetizan los objetivos, estrategias, líneas de acción y acciones específicas, las cuales están basadas en el diagnóstico de la problemática actual del tabaquismo, con el objeto de que este documento constituya el marco de acción del Gobierno de México en esta materia.Dr. Jesus kumate rodriguez.Secretario de Salud.
2. Cigarrillo y humo en el organismo. El aire penetra en el sistema respiratorio por la nariz y sigue un trayecto determinado hasta llegar a su destino final: los alvéolos, cuyo conjunto forman los pulmones. En la nariz atraviesa los vestíbulos y los conductos nasales. De allí pasa por la faringe y se dirige hacia la tráquea, que se divide en dos conductos más pequeños llamados bronquios. Estos a su vez se subdividen en bronquiolos, que terminan en conductos más pequeños, los bronquiolillos que desembocan en sacos microscópicos llamados alvéolos. Las paredes de estos últimos son muy delgadas y están rodeadas por capilares sanguíneos.Dada su importancia como lugares donde se produce la entrada en la sangre del oxígeno y la salida desde la sangre del dióxido de carbono resultante de la combustión biológica; existe un mecanismo de protección que purifica el aire que debe llegar a los alvéolos pulmonares.Este mecanismo consiste en la presencia de folículos pilosos ubicados en los vestíbulos, que filtran las partículas de gran tamaño que arrastra el aire, de un epitelio mucoso, que reviste los conductos nasales, humedece y entibia el aire exterior y de cilias y mucus producido por glándulas que tapizan la tráquea y bronquios.Las partículas extrañas que arrastra el aire se adhieren al mucus, sustancia pegajosa, ubicada sobre las cilias que, en forma sincronizada, efectúan un movimiento de barrido de mucus hacia la garganta, el que luego pasa al tubo digestivo para luego ser eliminado los movimientos de espiración bruscos, como la tos ayudan a ser barrido.Cuando se fuma, las sustancias químicas tóxicas que acompañan el humo alteran este mecanismo de protección.La nicotina alcaloide presente en el humo del tabaco, paraliza la función ciliar, lo que dificulta la eliminación natural de los esputos y la consiguiente acumulación del mucus, que obstruye los bronquios. Además facilita la retención de las sustancias carcinógenas que contiene el humo, como el polonio-210La acción específica de la nicotina sobre el sistema nervioso es el comienzo excitador, pero luego se transforma en depresora.El monóxido de carbono es un gas inorgánico, integrante del humo del cigarrillo, que atraviesa las paredes alveolares y penetraen la sangre para formar con la hemoglobina Un compuesto estable. Desde ese momento, la hemoglobina deja de ser apta para transportar el oxígeno a través de los vasos sanguíneos a todo el organismo.La mayor cantidad de oxígeno que reciben las células es unas de las causas contribuyen a que el fumador se fatigue más fácilmente cuándo debe realizar un esfuerzo físico.En este caso el corazón bombea más sangre, aumenta la presión sanguínea y el número de inspiraciones, lo que permite la llegada de un mayor volumen de aire a los pulmones y una mejor oxigenación de la sangre. Sin embargo esto no se logra cuando el ambiente esta contaminado por el monóxido de carbono producido por el humo del cigarrillo. Enfermedades vinculadas al tabaquismo.* Inflamaciónes.Gingivitis. Estomatitis. Bronquitis crónica. * Enfisema Pulmonar.* Lesiones En Las Arterias.* Cáncer
Hoy en día no cabe duda alguna de que el consumo de tabaco produce efectos perniciosos sobre la salud humana. Hacia 1950 comenzaron a aparecer en la literatura médica los primeros resultados de estudios que demostraban que el fumar iba asociado a un riesgo más elevado de padecer cáncer de pulmón. En Estados Unidos, Canadá y Reino Unido se ha puesto en claro que dependiendo del número de cigarrillos consumidos, el fumador presenta un riesgo de contraer cáncer de pulmón de diez a treinta veces superior al no fumador. El peligro no se limita sólo al cáncer broncopulmonar. También aumenta cinco veces el cáncer de laringe, cuatro veces el de cáncer de boca, y tres veces y media el de cáncer de esófago. Es posible también aumente el riesgo de padecer cáncer de vejiga urinaria. No es el cáncer el único peligro que acecha a los fumadores. Otra importante consecuencia patológica del tabaco es el aumento del riesgo de sufrir un infarto de miocardio. Este riesgo se evalúa aproximadamente en el doble del que tienen una persona no fumadora. El estómago es otro órgano que sufre las consecuencias del fumar. La molesta y peligrosa úlcera gastroduodenal es casi tres veces más frecuente en los fumadores que en los no fumadores.
3. Toxinas En El Tabaco El humo del cigarrillo contiene más de 3,000 sustancias químicas, y varias de ellas están conectadas con el desarrollo de ciertas enfermedades. Las sustancias más dañinas son:
el monóxido de carbono
la nicotina
los alquitranes (breas)
4) las partículas del humo.
El Monoxido De Carbono es un gas venenoso que interfiere con la habilidad de la sangre para llevar el oxígeno. Tarnbién es factor contribuyente en la enfermedad del corazón y los males de los pulmones, y resultan cambios en los vasos sanguíneos que pueden conducir al endurecimiento de las arterias. El monóxido de carbono por largo tiempo ha sido reconocido como un gas venenoso. Algunos de los síntomas del envenenamiento por monóxido de carbono son el dolor de cabeza, el vértigo, la disnea (dificultad de respirar), la confusión, la dilatación de las pupilas, las convulsiones, y el coma. El monóxido de carbono, en el nivel de exposición que comúnmente alcanzan los fumadores de cigarrillos, reduce la contractilidad cardíaca en las personas que padecen de enfermedad coronaria. Se ha demostrado que ocasiona cambios parecidos a los de la arteriosclerosis incipiente en las aortas de los conejos. La Nicotina estimula el sistema nervioso, el corazón, y otros órganos internos. El efecto que tiene sobre el sistema nervioso es una de las razones porque a las personas se les hace tan difícil abandonar el hábito de fumar. La nicotina es un veneno. La nicotina es una sustancia química vegetal compleja de una clase conocida como alcaloide. Tiene un sabor caliente y amargo. Se encuentra en pequeñas cantidades en las hojas, las raíces y las semillas de la mata de tabaco. También se puede producir sintéticamente. La cantidad de nicotina en la mayoría de los tabacos que se venden oscila entre el 2 y el 7 por ciento. Abunda mucho en las variedades domesticas y más baratas del tabaco. En su estado original, aun una pequeña cantidad puede producir náuseas, debilitación, el pulso rápido pero débil, el colapso, y la muerte misma. Los Alquitranes o breas contienen pequeñas cantidades de sustancias carcin6genas las cuales se cree son factores contribuyentes mayores del cáncer de los pulmones y otros tipos de cáncer que comúnmente desarrollan los fumadores. Se ha descubierto que la brea contenida en el humo del cigarrillo resulta en alteraciones malignas en la piel y en el aparato respiratorio de animales de laboratorio. Además, se ha establecido que cierto número de compuestos químicos presentes en el humo del cigarrillo son agentes carcin6genos fuertes. Se ha encontrado la enfermedad maligna llamada carcinoma en la faringe de fumadores. Las Particulas Del Humo pueden ser tan pequeñas como 1/170,000 de pulgada. Un fumador exhala la mayor parte de estas partículas, pero el 25 por ciento de ellas quedan atrapadas en el revestimiento o forro de los pulmones. Las células del revestimiento absorben las partículas. Esta absorci6n puede también ocasionar la producci6n de tejido cicatrizado excesivo dentro de las paredes de los pulmones. Las partículas del humo probablemente ayudan a causar la destrucci6n progresiva de las paredes de los alvéolos pulmonares de las personas que han fumado por mucho tiempo. Al ser inhalados, estos irritantes inmediatamente producen la tos y Ia constricción de los bronquios.
4. Lista breve de algunos venenos presentes en los cigarrillos
Monóxido de carbono—evita la oxidación de la sangre. •Nicotina —una media gota es mortífera. •Aldehído fórmico—un irritante fuerte. •Acido carbólico —quema la garganta •Piridina - un estimulante •Furfural o furfurol—produce convulsiones y parálisis en los animales. Causa cortedad de la respiración y temblores. •Acroleìna—degenera las células cerebrales. • El salitre (nitro, nitrato de potasio) en la envoltura de papel es lo que mantiene encendido el cigarrillo. No hay cigarrillos seguros. Los filtros más bien causan que la persona tenga que hacer frente a un riesgo mayor de la enfermedad coronaria del corazón porque a través del filtro se absorben más altos niveles de monóxido de carbono. La envoltura de papel del filtro es relativamente no porosa y por lo tanto, el fumador chupa más monóxido de carbono que el que absorvería si no existiera dicho filtro. Tómese en cuenta también que un sólo cigarrillo aumenta la presión sanguínea unos 10 o 15 puntos más, incrementando al mismo grado la carga que lleva el corazón.
Reducción de los riesgos:La afirmación que segura que el cigarrillo causa daños en la salud es recibida por los fumadores de diversa manera: Con diferencia por aquellos que dicen: " ...y bueno... de algo hay que morir!", y continúan abusando del cigarrillo sin preocuparse por los daños que produzca en su organismo, ni por la molestia que cause a sus familiares o compañeros de trabajo.Con preocupación, por quienes llegan a tomar una decisión: " Quiero dejar de fumar, y buscan apoyo en grupos organizados con tal fin".Para estos últimos, el gran esfuerzo que significa dejar de fumar se compensa con los beneficios que reporta esa decisión, que es reducir los riesgos a largo plazo hasta el nivel de los que nunca fumaron, excepto en los casos de enfisema pulmonar, pues los daños son irreversibles. La capacidad de recuperación del organismo es grande; una persona después de diez años de haber abandonado el cigarrillo, tiene la misma probabilidad de un no fumador de tener un problema cardíaco y al cabo de quince años, de enfermar de cáncer pulmonar. Adolescentes fumadores:Si se analiza el proceso de adopción del cigarrillo entre los adolescentes se comprueba que:De10a13 años: son contrarios al consumo del tabaco, pues generalmente no comprenden cómo se puede experimentar placer al fumar.De11a13 años: realizan sus primeras experiencias en forma clandestina por curiosidad y deseos de poseer lo que ellos consideran como un atributo del adulto.De 13 a 15 años: fuman por mimetismo social, por la presión que ejerce el grupo de pares, ante lo que no desean aparecer débiles.Después de los 15: fuman para satisfacer necesidades relacionadas con el placer oral que les ofrece el cigarrillo.Fumadores jóvenes: fuman poco. Hacen como si se tratara de una diversión y no tienen ninguna oposición familiar.Fumadores rebeldes: son los que fuman como manera de desafiar toda prohibición.El adolescente para aparentar madurez usa cigarrillos—considerando chupete del adulto—al que también concurre éste ante situaciones de inseguridad, ansiedad, temor y soledad. Cigarrillo y embarazoMucho se insiste sobre el peligro que significa para un no fumador estar en un ambiente cerrado donde se fuma. Una mujer embarazada que fuma, obliga a su hijo a "FUMAR", intoxicándolo con nicotina.Cada vez que la madre aspira humo se producen en él diversas alteraciones:
*Su corazón late más rápidamente. Este esfuerzo es un posible riesgo de efecto cardiaco.*La nutrición se altera.*El sistema nervioso corre peligro de desarrollarse en forma incompleta.
Tabaquismo DefiniciónEl fumar (inhalar y exhalar los humos producidos al quemar el tabaco), conduce a una intoxicación crónica denominada tabaquismo. Las hojas secas de la planta del tabaco se fuman en pipa o en puro, pero la forma más extendida es el cigarro o cigarrillo.
HistoriaEl tabaco es una planta originaria de América. Los primeros europeos que llegaron al continente americano observaron que los indígenas fumaban en pipa las hojas del tabaco, e introdujeron esta práctica en Europa a mediados del siglo XVI. Posteriormente el diplomático francés Jean Nicot, al que la planta debe el nombre genérico (Nicotiana), lo introdujo en el resto de Europa desde donde se difundió progresivamente al resto del mundo.
Composición del cigarrilloCon el encendido de un cigarrillo se liberan numerosos componentes: alquitrán, cianuro, benceno, monóxido de carbono, óxido de nitrógeno y nicotina por nombrar solamente algunos. Adicción al tabacoLa nicotina, alcaloide del tabaco, es el componente principal cuando nos referimos a la dependencia física que crea este hábito ya que es una droga de alto poder adictivo.El fumar afecta al corazón en distintos aspectos. Aunque la mayoría de las personas están muy al corriente de la relación existente entre fumar cigarrillos y el cáncer de pulmón y otras enfermedades del aparato respiratorio, muchos aun desconocen a este hábito como un factor de riesgo en la hipertensión y en el total de las patologías circulatorias. El fumador: Su ambiente social y sus necesidades.El fumar pareciera ser, en su origen, producto de la socialización del individuo. El concepto de socialización denota el proceso por el que se transmite la cultura de una generación a la siguiente.No sólo se fuma en algún momento motivado por la acción de otros (por ejemplo, se fuma para impresionar a alguien, o para dar sensación de seguridad al que observa, etc.), sino que se comienza a fumar debido a que otros fuman como acto habitual. El acto de fumar aparece como legítimo para el fumador, debido a que "otros" (muchas veces famosos o respetados, o muy cercanos al fumador potencial), también lo hacen. Los agentes más directos de la socialización de este hábito son la familia y los grupos primarios con los que el individuo interactúa frecuentemente.Podríamos decir que se puede fumar de una manera afectiva (por placer o descarga de la ansiedad) y que es el caso de los fumadores de menos de 10 cigarrillos diarios, y por hábito en el caso de los fumadores que superan los 10 cigarrillos diarios. Es en este último caso donde apreciamos, a través de la cantidad de cigarrillos consumida diariamente, el grado de dependencia hacia la adicción.Los seres humanos tienen determinadas necesidades, las que dan lugar a toda una serie de comportamientos y acciones tendientes a su satisfacción: necesidades fisiológicas; de seguridad; de pertenencia y afecto; de estima y de realización de sí mismo.Lo más común es que se comience a fumar en la adolescencia, ya sea como una actitud de rebeldía o para no sentirse desplazado del grupo si ese entorno está compuesto mayoritariamente por fumadores. Otra posibilidad es que el adolescente fume "para sentirse más adulto".Resumiendo, tres razones por las cuales el ser humano fuma:
Necesidad de intensificar sus sentimientos positivos o aminorar sentimientos negativos
Identificación con el entorno.
Adicción psicológica.

3. Magnitud noxal del tabaquismo tabaquismo es la mayor epidemia que enfrenta la humanidad y, como otras enfermedades que dependen del comportamiento humano es de alta morbimortalidad. Adicción legal, su consumo se estimula libremente, al menos en nuestro país. Su impacto en el ser humano se entiende cuando se conoce que en EE.UU. mueren 300.000 personas por año y en nuestro país, con una población 9 veces menor, 40.000.La OMS estima actualmente en 1.000 millones el número de fumadores en el mundo, es decir alrededor de un tercio de la población de 15 años en adelante. Sobre este total, 800 millones habitan en los países en desarrollo.
Según los especialistas en cardiología el tabaquismo afecta al aparato circulatorio en distintas formas:Aumenta la cantidad total de colesterol en la sangre, elevando los niveles de LDL o "colesterol malo". Además, puede reducir los niveles de HDL o "colesterol bueno"La nicotina, además de tener como droga un alto poder adictivo, produce una estimulación nerviosa sobre las glándulas suprarrenales que da como resultado la producción de adrenalina. Esta sustancia acelera la frecuencia cardiaca aumentando las necesidades de oxígeno del corazón y obligando a este órgano a trabajar más y en condiciones más desfavorables. Además, al producir vasoconstricción, aumenta la resistencia vascular periférica. En resumen, comprendiendo que existen acciones sobre múltiples órganos, aparatos o sistemas, la nicotina y demás componentes:
favorecen la dislipidemia (disminuyendo el HDL y aumentando el LDL y los triglicéridos);
deterioran la vaso reactividad (por aumento del tono vascular con inducción al espasmo);
crean un estado de hipercoagulabilidad (por aumento de la agregación de plaquetaria, y de la viscosidad de la sangre) favoreciendo la trombosis;
conducen a la hipoxia tisular, disminuyendo el umbral isquémico;
favorecen la producción de grasa central.
ConsecuenciasPor sí solo, el tabaquismo aumenta el riesgo cardiovascular en 1,6 veces; asociado a hipertensión arterial, en 4,5 y a hipercolesterolemia en 4; cuando los tres concurren, el riesgo es 16 veces mayor.

4. ¿Por qué se fuma? Fumar no sólo es "un hábito", también es una drogadicción, ya que el hecho de fumar tabaco cumple con todos los criterios que definen al consumo de una sustancia como tal:
Existencia de tolerancia
Dependencia
Síndrome de abstinencia en ausencia de la misma
Comportamiento compulsivo
El máximo responsable de la dependencia es la nicotina, sustancia con un gran poder de adicción similar al de otras drogas como la heroína o cocaína.La forma de dependencia que genera el hábito de fumar es:
o Dependencia física, provocada directamente por la nicotina y es la responsable del síndrome de abstinencia.
o Dependencia psicológica, el hábito de fumar se ha convertido en una compañía en todo tipo de situaciones, después de las comidas, con el café, al hablar por teléfono, etc ..., y parece imposible cambiar esta relación.
Dependencia social, el fumar sigue siendo un acto social, se hace en grupos, en ciertas reuniones de ocio, tras cenas con los amigos, y sobre todo sigue siendo un hábito que distingue a ciertos grupos de adolescentes dándoles un valor social de rebeldía y de madurez malentendidos.
5. ¿Por qué hay que dejar de fumar? La principal es que el consumo de tabaco constituye la principal causa de enfermedad evitable y de mortalidad prevenible en los países desarrollados. En un 19% de los casos de mortalidad es el tabaco la causa de su prevención.En el tabaco se han encontrado múltiples sustancias que en gran parte son perjudiciales para la salud. Entre ellas, destacan por sus efectos nocivos:
Los alquitranes (benzopirenos y nitrosaminas) responsables del 30 % de todos los tipos de cáncer (vejiga, riñón, páncreas, estómago,etc.), y del 90% del cáncer de pulmón.
El monóxido de carbono, que es el causante de más del 15% de las enfermedades cardiovasculares.
La nicotina, que produce la dependencia física.
Además el tabaco es el causante del 80% de la mortalidad por procesos pulmonares crónicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada